Trucos rápidos para que el lavavajillas limpie como si fuera nuevo

¿Alguna vez te ha pasado que miras un plato recién sacado del lavavajillas y observas que no se ha lavado del todo bien?
Yo me he dado cuenta ya en varias ocasiones, y por eso creo que la eficacia de limpieza de mi lavavajillas ha caído en picado en sus 4 años de vida.

Un lavavajillas que no limpia correctamente es algo muy frustrante. No es que me importe lavar los platos a mano, pero me he gastado un dinero para que lo haga una máquina por mi y me ahorre tiempo, y ya no lo hace bien.

Un lavavajillas es un ayudante que te ahorra trabajo y tiempo que puedes gastar en otras cosas más importantes.

Pero es posible hacer algo para que nuestro lavavajillas vuelva a lavar como si fuera nuevo. Tendremos que aprender a limpiar el interior del lavavajillas y deshacernos de las sustancias que no dejan que limpie bien.

Todos los consejos son fáciles (vaya, ¡hasta los he hecho yo!) y se pueden hacer en menos de una hora. Puedes hacerlo, confía en mí. No es tan difícil. Hay varias maneras de hacerlo, puedes escoger la que quieras.

Aquí están los materiales que necesitarás:

  • Alambre de acero o percha de alambre
  • Vinagre blanco
  • Esponja
  • Bicarbonato de sódio
  • Espátula de goma
  • Cepillo de dientes viejo

Consejo 1: Retirar y desatascar los brazos rociadores.

Los brazos rociadores obstruidos es el principal problema que nos encontramos en nuestro lavavajillas. El problema viene principalmente por la dureza del agua que tiene cada región o por el uso de detergentes inadecuados.

Puedes retirar los brazos rociadores (tanto el medio como el inferior) girándolo hacia la izquierda y tirando hacia arriba al mismo tiempo. O puede que tengas que desenroscarlo o destornillarlo, dependiendo de que modelos tengas y como sean los brazos.

Revise todos los orificios de los brazos de aspersión. Puedes introducir en cada orificio un alambre que quepa por el agujero o una percha de alambre.

El siguiente paso será ayudar a eliminar cualquier sustancia que se haya quedado dentro.

Consejo 2: Remoja los brazos en vinagre

Eliminar los restos de comida que se han adherido a los brazos rociadores ayudará a que el lavavajillas limpie mucho mejor. Con los brazos desmontados, puedes aplicar vinagre dentro para que se disuelva la suciedad con el ácido acético. Déjalos en remojo durante varios minutos.

Consejo 3: Limpia el interior del lavaplatos

Te sorprenderá saber lo que puedes encontrar dentro, trozos de comida vieja, cristales de platos rotos, palitos de helados, juguetes... de todo.

El primer paso es comprobar el filtro grueso que atrapa las partículas grandes que podrían impedir que de desagüe correctamente el agua. Toca con la mano las zonas que no se ven y quita la tapa del depósito.

Saca cualquier alimento u otra suciedad. Es un poco asqueroso, pero hay que hacerlo. También hay un filtro fino en el lavavajillas, límpialo con una esponja y agua caliente.

Consejo 4: Eliminar los residuos

Mezcla vinagre blanco y bicarbonato de sodio para hacer una pasta. La consistencia debe ser un poco espesa. Extiende esta pasta sobre la acumulación de suciedad que veas y dejar reposar durante 15-20 minutos.

Puedes usar una espátula de plástico para raspar el residuo resultante. Puede ser necesario que repitas este proceso un par de veces más.

Consejo 5: Utiliza un cepillo de dientas para las juntas

Utiliza un cepillo de dientes para fregar alrededor de todas las juntas de goma y la zona de la puerta.

Estos consejos dejarán a su lavavajillas como nuevo y podrá limpiar perfectamente otra vez.

Cómo quitar y reemplazar la silicona mohosa de la bañera

Si en la silicona que recubre la bañera se han instalados pequeños habitantes indeseados, no querrás conservarla durante mucho tiempo más, pues puede derivar en problemas de salud para ti y tu familia.

Y estás de suerte, se puede entrar y reemplazar fácilmente sin formar una humareda por el polvo gracias a dos herramientas fundamentales que vamos a utilizar. En el artículo de hoy veremos cómo hacer nosotros mismos el cambio en la bañera. Es una tarea de mantenimiento relativamente sencilla. Los materiales necesarios se compran en cualqueir ferretería de barrio. Aunque no hace falta ser un manitas sí es bueno tener cierta soltura a la hora de hacer tareas manuales. En caso de que no te veas con ganas (o tiempo) para hacerlo, mejor llama a un profesional.

Ahora vamos a meternos en faena y explicar cómo hacer nosotros mismos la reparación. Aquí están las herramientas que vamos a necesitar:

  • Lijadora multi oscilante
  • Aspiradora
  • Espátula
  • Cinta de pintor
  • Cinta adhesiva
  • Sellador de juntas

Mi esposa tiene asma, y la reducción de la nube de polvo en el proyecto que estoy haciendo es la prioridad para mi. Os estaréis preguntando cómo se hace esto mientras se quita todo el rejunteo y la silicona.

En mi opinión, la mejor herramienta para este proyecto es una lijadora multi oscilante. He tenido otras herramientas múltiples oscilantes, pero no me duraron nada, por eso me gusta la MultiMaster de Fein, por eso y porqué tiene potencia, tiene filtro de polvo e incluye toneladas de accesorios.

También necesitarás una aspiradora para aspirar el polvo de rejunteo. Esto es una muy buena idea, para que el polvo de rejuntear se elimine directamente y no vaya a nuestros pulmones. Ante todo, la salud.
Hay una herramienta especial que se acopla a la lijadora, pero si no tienes una, puedes usar el tubo largo de la aspiradora y ponerlo cerca de la lija.

Empezamos nuestro proyecto limpiando toda la superficie de la bañera. Tiene que secar completamente.
Cubre el desagüe de la bañera completamente con una toalla, no queremos que se cuele ningún trozo de yeso o silicona y que se obstruya la tubería.

A continuación, colocamos una cinta de pintor por todo el borde de la bañera.
Colocamos superpuesta una segunda capa de cinta de pintor para hacer la cobertura más ancha y, encima de ésta, una cinta adhesiva.

La cinta adhesiva la colocamos para tirar de la cinta sin dañar el esmalte de la bañera y para proteger a la bañera de las vibraciones de la lijadora.
Usamos una espátula para eliminar el acceso difícil en la silicona o el rejunteo.

Las cuchillas de afeitar o de limpiar la vitrocerámica son perfectas para eliminar la silicona que está pegado en la bañera o en el azulejo. Utilizamos la herramienta lijadora multi oscilante para remover el rejunteo de entre la baldosa y la bañera.

Una vez que la silicona y el rejunteo han sido eliminados ¿qué debemos hacer?

Es hora de elegir un sellador de juntas bueno.
El mejor que he utilizado es el sellador de silicona RAVAK Professional transparente. ¿No sabes cómo se usa? No hay problema, para eso está YouTube. Aquí hay un vídeo explicando cómo hacer el sellado paso a paso.

Mientras tanto, llena la bañera con agua hasta el rebosadero. Esto es un truco para ampliar la brecha entre el azulejo y la bañera y asegurarnos de que llenamos todo de silicona.

Haz un corte en el tubo del sellador en un ángulo de unos 45 grados, ya que ayuda a aplicarlo. Me gusta aplicar la silicona en la sección vertical pequeña primero.
Una vez que el sellador está aplicado, lo esparzo con el dedo.

Después de unas horas ya podemos eliminar el agua d ella bañera, esto comprimirá la junta de silicona ligeramente y hará un sellado hermético.